Textos: Loreto Castaedo

Fotografía: Andrés Molina


Nos dirigimos a Busnullán, en el concejo de Pedrafita do Cebreiro,  en busca de la que oficialmente se señala como fuente madre del río Navia.  Se trata de una pequeña aldea provista de gran encanto, tanto por su hermoso entorno natural, en plena Sierra de Ancares,  como por la amabilidad de sus habitantes, que, por un rato, abandonan sus quehaceres diarios para charlar con nosotros y detallarnos qué camino hemos de seguir.  Dejando atrás las casas de Busnullán, tomamos el sendero que ha de llevarnos al manantial y que, con razón, forma parte de la llamada Ruta de los Molinos: son más de seis los molinos harineros que  se disponen en las praderías del margen derecho del camino.

Estas antiguas construcciones, que, pese a hallarse en desuso, se mantienen en pie desafiando el paso del tiempo y la fuerza del agua, son símbolo inequívoco de la estrecha relación que desde siempre ha mantenido la humanidad con los ríos. En su día,  la actividad de los molinos  fue indispensable para la economía y subsistencia de los pueblos. Siendo el pan uno de los pilares fundamentales de la dieta durante los siglos pasados, se necesitaba harina en cada casa  y en cada pueblo a diario; la molienda garantizaba el autoabastecimiento hasta en los lugares más aislados. Así, por medio de canalizaciones y pequeños embalses, la fuerza del agua era aprovechada ya desde su nacimiento y reutilizada una y otra vez a lo largo de su cauce, constituyendo una fuente inagotable de energía con la que llevar a cabo la pesada tarea de moler el grano. Pero no sería su única utilidad, son numerosísimas las actividades que se desarrollaron siglos atrás en torno al agua y que no se entenderían sin su presencia: serrerías, batanes, fraguas, lavaderos...A lo largo del curso del  Navia encontraremos  abundantes testigos arquitectónicos de un tiempo, no tan lejano, en que la escasa tecnología era suplida por el ingenio y el óptimo aprovechamiento de los recursos naturales.


Apenas hemos caminado unos veinte minutos cuando llegamos a nuestro destino, que, en esta ocasión es también nuestro punto de partida: un jovencísimo Navia ve la luz a través de una diminuta gruta horadada en la montaña, arropado por un bosquecillo de acebos, robles y castaños centenarios. Para los que conocemos el  Navia en su cauce bajo, cerca de su desembocadura, resulta difícil imaginar que este río, segundo más caudaloso de la vertiente asturiana, pueda ser en su nacimiento apenas un tímido arroyo cristalino. La fama de tierra mágica se hace presente en este recóndito lugar de Galicia; tal pareciera que el Navia bajase cantando alegre entre las piedras, animado por el susurro del viento en las ramas de los árboles, por los trinos  de los pájaros que en ellos moran, en busca de su destino. Quién sabe si es el murmullo del Navia lo que escuchamos o en este remanso habita una 'dona', guardiana de un increíble tesoro que compartirá con nosotros si somos capaces de desencantarla. Para ello, seguiremos su canto. Río abajo.


El curso natural del Navia por tierras gallegas nos llevará a visitar  parajes prácticamente desconocidos para la gran masa, no exentos, sin embargo, de innumerables atractivos. A caballo entre los espacios naturales protegidos de Os Ancares y O Courel,  el río  y sus afluentes principales discurren a través de un abrupto relieve, plagado de cañones y hermosas cascadas, como la Seimeira de Vilagocende, en Fonsagrada, la de mayor caída de agua de Galicia. Desde altas cumbres que rozan los 2000m. de altitud, cubiertas de nieve buena parte del invierno, hasta verdes  valles, extremadamente fértiles debido a su clima suave durante todo el año, el Navia da vida, a su paso,  a frondosos bosques poblados por árboles milenarios, mientras que un sinfín de especies animales encuentran aquí un refugio único para su supervivencia.

Aunque la densidad de población en esta zona es muy baja, cuenta, sin embargo, con un gran patrimonio cultural y etnográfico. A lo largo de los siglos, desde bien temprano, numerosos pueblos y culturas han dejado aquí su huella. Así, encontraremos a nuestro paso, por ejemplo, castros, dólmenes, mámoas y otros restos  arqueológicos de la Edad de Hierro, calzadas y puentes romanos, castillos medievales e incluso una aldea de época prerrománica (presumiblemente celta): Piornedo, donde se  mantienen aún, en perfecto estado de conservación, las singulares viviendas tradicionales de Ancares, las “pallozas”, hechas con piedra y madera, que reunían a hombres y ganado bajo un mismo techo de paja. 

Nuestros pasos coincidirán, además, con uno de los tramos emblemáticos del Camino de Santiago; no ha de faltar, pues, en nuestro recorrido, lugar para la leyenda y la tradición:  ritos antiquísimos que persiguen la buena suerte,  los templarios y el Grial, misteriosos peregrinos obradores de milagros, mozas que mudan su aspecto en corza  por salir al encuentro de su amado y acaban teniendo trágico final y un buen puñado de  seres mitológicos más o menos benevolentes, asoman a nuestro paso tras cada piedra nueva, tras cada árbol viejo. Sin lugar a dudas, hay magia en estas tierras, en las que un viaje se transforma en muchos viajes. Sin duda, Galicia es para sentirla.


Por concejos, no te pierdas....

PEDRAFITA DO CEBREIRO

O Cebreiro: pueblo declarado Conjunto Histórico-Artístico Nacional. Iglesia Santa María la Real (siglo IX). Hospital peregrinos (siglo IX). Leyenda Santo Grial o del Santo Milagro, en la que encontraría Wagner inspiración para su Parsifal

Padornelo:  templo de San Xoán (siglo XV), fundado por la Orden de San Juan de Malta.

AS NOGAIS

Pazo de Doncos: casa solariega del siglo XIX de estilo neoclásico.

Torre de Doncos: fabuloso baluarte defensivo del antiguo Camino Real de Castilla  sobre el río Navia. Leyenda  “de la grupa”.

Iglesia de San Andrés: Bien de Interés Cultural. Distintos estilos arquitéctonicos, especialmente románico y mozárabe, retablos y pinturas murales en la bóveda central.

BECERREÁ

Puente de Cruzul: colosal puente del estilo neoclásico. Hasta 1985,  único acceso hacia Castilla desde  la Nacional-VI.

Aciñeiral de Cruzul: uno de los pocos encinares existentes en Galicia. Junto con el Soto de Agüeira, poblado por castaños centenarios, está considerado como Lugar de Interés Comunitario.

Os Grobos de Agüeira: paraje calizo con descomunales bolos de roca cubiertos de musgo, con singulares formas, en pleno Soto de Agüeira.  Un lugar mágico que visitar, poco o nada frecuentado por turistas en la actualidad, pese a que allá por los años 70 sirvió como escenario para la mítica película  El bosque del lobo. En sus cercanías se encuentra la Cueva de Valdavara, uno de los más  recientes y valiosos yacimientos arqueológicos del noroeste peninsular.

As Pontes de Gatín: puente medieval sobre el cual discurre un tramo de calzada romana. Leyenda O ponte do Demo.
Monasterio de Santa María de Penamaior: antiguo monasterio cisterciense del siglo XII

CERVANTES

Castillo de Doiras:  fortaleza del s.XV, Bien de Interés Cultural. Leyenda La corza Blanca (Béquer)
Fuente de Campa de Barreiro: leyenda sobre aguas mágicas. De ellas habrá que beber tres veces para conseguir el favor de la persona amada.

Castillo de Quindós: típico pazo señorial montañés.

Casa Torre de Donís: importante vestigio del dominio feudal durante la Edad Media.

Castro de San Román de Cervantes: población castreña de  época romana (S.I-II). Necrópolis de la Baja Edad Media. Iglesia  de Santa María.

Piornedo: poblado prehistórico donde podremos observar las construcciones más típicas y singulares de Galicia, las pallozas. De base circular, construídas con piedra de la zona, madera y techo cónico de paja, en ellas cohabitaban personas y ganado hasta tiempos bien recientes. En una de ellas se ubica actualmente un museo etnográfico, donde podremos familiarizarnos con los utensilios y costumbres ancestrales de las gentes que habitaron este poblado castreño que recuerda, de forma inevitable, a la aldea gala magistralmente retratada en los cómics de Goscinny y Uderzo.

NAVIA DE SUARNA

Pobra de Navia: hermosa villa monumental atravesada por el río Navia. De visita obligada son el Castillo de Altamira, del s.XI, cuyos cimientos se asientan en roca viva, en tan buen estado  de conservación que sirve en la actualidad de vivienda y A Ponte Vella, hermoso puente medieval de pizarra negra, de un sólo arco, cuya calzada abombada contribuye a evitar en gran medida las crecidas del río.
Restos prehistóricos: unos veinticinco castros repartidos por todo el concejo, enterramientos prehistóricos en Ferreirúas y Vilarpandín, sepulcros medievales en Abrente y Molmeán, así como una veintena de cuevas relacionadas con la explotación minera en época romana y abundantes “alzadas” ( poblados estivales de los ganaderos).

IBIAS

Riodeporcos: pintoresca aldea asturiana a la que sólo se puede acceder desde Galicia a través de un colosal puente colgante peatonal sobre el río Navia. La construcción del embalse de Salime en los años 50 supuso el aislamiento por carretera para esta pequeña aldea que, también a causa del embalse y el especial microclima que ha propiciado, casi mediterráneo, cuenta con un  entorno natural absolutamente privilegiado. Así, sus calles están emparradas, por medio de pérgolas que sujetan las vides, en las terrazas de tierra cultivada podemos apreciar gran variedad de árboles frutales y en los bosques que rodean este pequeño núcleo de auténtico sabor rural, abundan madroños y alcornoques.

FONSAGRADA

Seimeira de Vilagocende: cascada de agua con casi 70m de caída vertical, la mayor de Galicia. Área recreativa.

Fraga de Carballido: bosque autóctono  de gran interés medioambiental y tejos milenarios, integrado en la Rede Natura 2000 de espacios protegidos.

Hospital de Montouto: fundado en 1357 por orden del rey Pedro I , "El cruel", el albergue dejo de usarse como tal y se abandonó a mediados del siglo XX. A su lado existe un dolmen datado del siglo  IV a. de C.

Castros y mámoas: son casi  un centenar  los castros dispersos por todo el concejo así como un gran número de restos arqueológicos megalíticos.

Playa fluvial A Pena do Inferno: área recreativa acondicionada en un paraje impresionante, cortado de roca sobre  un meandro del río Lamas que aún hoy deja a la vista los restos de una morrena glacial.

Ferrería de Vilar da Cuíña: restos de los antiguos hornos y mazos donde se procesaba el hierro para su posterior venta a los “ferreiros” o para la exportación. Antiguo molino harinero de agua. Área recreativa.

Alto de Pedras Apañadas  y Alto do Muradal: miradores naturales de más de 1100m de altitud con  increíbles panorámicas de la montaña lucense.

Mazo da Porteliña: fragua en uso hasta hace un par de años, en perfecto estado de conservación, donde se fabricaban de modo artesanal navajas, cuchillos y diversos aperos de labranza.
Museo etnográfico: creado mediante aportaciones vecinales con el fin de preservar los elementos más típicos de estas tierras, dispone de varias salas donde se exponen elementos relacionados con la vida, los oficios y la cultura tradicionales de la comarca, además de una variada muestra de  restos arqueológicos hallados en los numerosos yacimientos de Fonsagrada.

Iglesias románicas en Lamas de Moreira, Vilabol de Suarna, y Pobra de Burón.

NEGUEIRA DE MUÑIZ

Pueblo pintoresco de gran encanto donde podremos apreciar buena muestra de la arquitectura tradicional:espaciosas casas de piedra  con tejado  de pizarra negra a cuatro aguas, hórreos, pallozas, etc.




 
inicio    cultural    histórico    con niños    rincones    gastronómico    aventura    agenda    tienda inicio.htmlcultural.htmlhistorico.htmlcon_ninos.htmlrincones.htmlgastronomico.htmlaventura.htmlagenda.htmltienda_online.htmlshapeimage_1_link_0shapeimage_1_link_1shapeimage_1_link_2shapeimage_1_link_3shapeimage_1_link_4shapeimage_1_link_5shapeimage_1_link_6shapeimage_1_link_7shapeimage_1_link_8

Desde  la pequeña aldea de Busnullán, en el concejo de Piedrafita do Cebreiro, donde se encuentra el manantial más alejado de la desembocadura en el Cantábrico, el río Navia discurre a lo largo de 178 km, atravesando dos comunidades autónomas, Galicia y Asturias, a las que sirve de frontera geográfica natural pero también de eje que vertebra  un vasto territorio con cultura y tradiciones comunes. Seguir el recorrido de su cauce  supone  una deliciosa ocasión para disfrutar de maravillosos paisajes naturales pero también la oportunidad de hilvanar, al curso de sus aguas, un viaje a través de la historia  y la cultura de aquellos  pueblos que, desde épocas remotas, buscaron asentamiento a su vera.

Río Navia: El paraíso olvidado

1ª parte

Galicia


Cáceres: Montánchezgastronomico.html

gastronómico

Ruta Río Navia. ETAPA I:

Pedrafita do Cebreiro-Negueira de Muñiz


  1. En Pedrafita do Cebreiro cogemos LU-633

Santa María do Cebreiro -Linares- Hospital,

en km.11 tomamos desvío derecha - Sabugo - Busnullán,

tomamos desvío derecha para coger  DP-45 03.

  1. Avanzamos  unos 8 km. hasta San Pedro, tomamos desvío izquierda  para coger N-VI

  2. Ferreiras- Noceda- As Nogais- A Ferrería- Becerreá, a la salida del pueblo tomamos desvío derecha para coger LU-722

  3. Porta da Cruz, Borquería, Liber (As Ponte de Gatín) en km. 9  tomamos desvío derecha para coger CP- 07 02

  4. San Román de Cervantes. a la salida del pueblo tomamos desvío izquierda para coger CP-14 04

  5. Castelo- Ladeiro- Vilaluz- Río hasta coger CP-14 10 (en Cabo da Vila  nos desviamos a la izquierda para ver el Castro de Santa María)

  6. Cabo da Vila- Sabadelle- Couso- Tarnas- S. Martiño da Ribeira, tomamos desvío derecha para coger LU-722

  7. Cabana- Navia de Suarna, a la salida del pueblo seguimos de frente y a menos de 1 km., en bifurcación, cogemos desvío  izquierda hasta Embernallas (aquí cambia la numeración de carretera, pasa a llamarse CP-35 10)

  8. A Ribeira- entramos en Asturias- a 800m  tomamos desvío izquierda para coger CP-35 06

  9. Cruzamos el Navia por A Ponte da Muria- La muria (entramos de nuevo a Galicia y volvemos a salir)- Valdeferreiros (entramos de nuevo a Galicia)

  10. Os Chaos do Couso, tomamos desvío derecha (dirección Castañedo), a  aprox. 1 km. tomamos segundo desvío a la izquierda.

  11. Brancio- Ervellais- Estoupelo- Vilabol, seguimos de frente hasta pasado Airixín, tomamos desvío izquierda para coger LU-721

  12.   Vilagocende, pasado 1km  una pista a la derecha nos lleva andando a la Seimeira. Si seguimos de frente, en coche,  Fonsagrada.

  13. Fonsagrada- Vilagocende (retrocedemos lo andado), seguimos de frente por LU-721 hasta  Naraxa para visitar Playa fluvial Pena do Inferno. (La carretera  pasa a llamarse CP –19 10)

  14. Vilar da Cuíña- A Fornaza-  Arexo , pasado el pueblo tomamos desvío derecha a Riodeporcos.

  15. Seguimos por CP –19 10 hasta la Presa Gran Suarna. Seguimos de frente (la carretera pasa a llamarse CP- 36 02), a 2 km. tomamos desvío derecha.

  16. Vilaseca- Pieiga- Negueira de Muñiz para coger  CP-36 01

  17. Seira- Sarceada, a 1 kilómetro entrada a Asturias dirección Grandas de Salime, inicio de la segunda etapa del viaje.

Asturias: Luarcaluarca.html
rinconesrincones.html
Soria: Cañon del Río Lobosrio_lobos.html
con niñoscon_ninos.html
Soria: fortaleza califal de Gormazgormaz.html
históricohistorico.html
Cáceres: Museo Vostell Malpartidavostell.html
culturalcultural.html
aventuraaventura.html
agendaagenda.html
Madrid: 12 picos12_picos.html
Madrid: Por el límite segovianolimite_segoviano.html
Guadalajara: Sima de Alcorónsima_alcoron.html
Alemania: Ventanasventanas.html
Asturias: Tradicional Feria Ganaderamercado_ganado.html
Asturias: El bosque, para comérselobosque_boal.html
tiendatienda_online.html
Soria: yacimiento de Tiermestiermes.html
Lugo: Eido Douradodourado.html